0
Your cart is empty. Go to Shop
Menu

Tras un año de pandemia, si hay algo a lo que nos hemos tenido que acostumbrar, además de a la mascarilla, es a teletrabajar. Es curioso como, meses atrás el concepto de “Home Office” o teletrabajo apenas nos sonaba y hoy en día es parte de nuestra rutina. Por ello, he querido recopilar en este artículo las conclusiones a las que he llegado para teletrabajar y no morir en el intento.

Estado del Teletrabajo en España

Muchos estudios, previos a la pandemia, situaban a España en la cola de los países Europeos preparados para el teletrabajo. Concretamente, en un estudio realizado en 2018, España ocupaba el puesto 21 entre los países de Europa en teletrabajo, estando 7,6 puntos porcentuales por debajo de la media europea. Esto ha propiciado que las empresas se hayan tenido que poner las pilas en tiempo récord e implantar las medidas necesarias para realizar las tareas a distancia.

Estado del Teletrabajo en España

En los últimos 10 años, apenas el 4% de la población española acostumbraba a trabajar desde casa. Pero los confinamientos y las restricciones de movilidad han disparado esa cifra en 2020 hasta el 16,4%, según un estudio publicado este jueves por Randstad.

Diario El País

Cada empresa ha tenido su propia forma de adaptarse y afrontar el teletrabajo. Herramientas, técnicas, métodos…Algunas distintas pero otras comunes. En este artículo quiero compartiros lo que pienso que puede ayudar a sobrellevar esta nueva situación que parece que en muchos sectores ha venido para quedarse.

Claves para teletrabajar de forma exitosa

Un ambiente cómodo de trabajo

Pasamos muchas horas de nuestro día trabajando, por lo que, para hacerlo más llevadero, y a su vez aumentar la productividad, hay que procurar contar con un ambiente de trabajo agradable y cómodo.

  • Buena iluminación, para así evitar el cansancio visual.
  • Una silla cómoda, a la altura y postura correctas para evitar lesiones de espalda y cuello.
  • Decoración agradable. Puede parecer el punto más intrascendental, pero es importante, ya que rodearnos de un entorno en el que nos sintamos cómodos hará que trabajemos más agusto.

Planificación y más planificación

El pilar de no volverse loco con este nuevo sistema de trabajo es la planificación. Conseguir crear un sistema que se adapte a tus necesidades, seguir un horario y planificar las tareas, te salvará la vida. El estar en casa puede llevar a que nos despistemos con cualquier cosa, la clave está en establecer bien qué tareas tenemos que realizar cada día y ponernos horarios para llevarlas a cabo.

Herramientas para la planificación

Herramientas para la planificación

Os dejo con algunas herramientas que os pueden ayudar a organizar las tareas y el tiempo invertido. Recordar que podéis comenzar con un simple cuaderno a modo de To Do List, o lista de tareas pendientes.

Las reuniones online

Atajemos de raíz uno de los grandes puntos del teletrabajo. ¿Cuántas horas pasas (pierdes) atrapado en reuniones online a la semana? Si no sabrías decirme cuántas son, estos consejos son para ti.

Consejos para afrontar las reuniones online sin perder todo el día en ellas

  • Antes de la reunión, apúntate todos los puntos que quieres tratar. Muy importante para no olvidar nada y que la reunión sea productiva.
  • No tengas miedo a cortar la conversación. Si ves que el tema se está desviando, toma la palabra y redirige la conversación al tema central.
  • Intenta ser conciso, ve al grano sin ser brusco.
reuniones online teletrabajo

Un tip que podéis usar si la conversación se descontrola y parece que no a tener fin, pide la palabra y HAZ UN RESUMEN de los últimos puntos tratados. Así centrarás la conversación de nuevo en lo que interesa, y , si se ha hablado todo, y el resumen incluye todo lo importante, pasaréis al siguiente punto del día.

Simplifica los procesos con los Correos

Este punto es un poco genérico, pero muy útil si sabemos aplicarlo bien. La relación con los compañeros de trabajo, jefes y clientes es muy importante, pero, en ocasiones, transmitir información puede quitarnos mucho tiempo. Por ello, para evitar estas situaciones, en lugar de concertar reuniones o realizar llamadas telefónicas o hablar por Whastapp, es mejor enviar un correo, más conciso y directo.

No os aconsejo que todo el flujo de información se desarrolle a través de correos electrónicos porque las relaciones se pueden volver impersonales, pero si que es útil utilizarlo para cosas concretas y rápidas de compartir o contestar.

Y vosotros, ¿Cómo habéis sobrevivido a este año de teletrabajo? ¿Creéis que ha venido para quedarse? ¡Mucho ánimo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × cinco =

×