Skip to content
0
Your cart is empty. Go to Shop
Logomaria ramirez cm header
Menu

Uno de los primeros pasos que hay que realizar cuando queremos una web es escoger un buen hosting para tu página web. Hoy os cuento que es un hosting y que hay que tener en cuenta para escoger el mejor.

Qué es un Hosting

Los hosting son el servicio de almacenamiento para las páginas webs. En él se alojan tantos los contenidos de tu web como los correos electrónicos asociados a esa página web.

Podemos entender un hosting como el “disco duro online” donde la web va a estar almacenada.

Cuando vayáis a escoger un hosting os vais a encontrar con que existen diferentes tipos. Los hosting funcionan como el hogar donde se va a cimentar lo que es la web, como si fuera una casa en un terreno.

Hay casas individuales, casas adosadas, pisos de viviendas o urbanizaciones. Igual sucede con los alojamientos. Una web se puede alojar sola, o compartir espacio con otras páginas webs, propias o ajenas. Dependiendo del tipo de alojamiento escogido, tendréis una serie de características asociadas, y un coste diferente también.

Tipos de Hosting

Hosting compartido

Un hosting compartido te proporciona espacio en un servidor en el que compartes recursos con más usuarios, es decir, conviven varias páginas webs en un mismo hosting. Sería el análogo a un bloque de viviendas. Cada vivienda es independiente pero comparten espacio.

La principal ventaja de este hosting es el coste, ya que suele ser el más económico. Sin embargo, se comparte el espacio, y si hay algún problema en otra página web, como un ataque o un error, puede trasladarle a tu web. Si seguimos con la analogía del bloque de viviendas, si hay un problema con el ascensor, va a afectar a todos los propietarios.

Hosting VPS

VPS son las siglas para  Hosting Privado Virtual. Se trata de un servicio de almacenamiento web caracterizado por ser un servidor físico fraccionado virtualmente de forma independiente, es decir, cada proyecto trabaja con su propio sistema operativo y no comparte recursos con otros. En este caso, estaríamos ante el caso de las viviendas adosadas, siguen unidas pero con su independencia,

Como ventaja frente al hosting compartido está el hecho de que eliminamos el riesgo de trasladar los problemas de un proyecto a otro. Sin embargo, es un alojamiento con un coste más elevado y más complicado de configurar.

Hosting dedicado

Este modelo de almacenamiento es una máquina física; es decir un ordenador con uso exclusivo para un único cliente. De esta forma, tenemos más seguridad, flexibilidad y el tráfico no va a afectar al rendimiento. Es el ejemplo perfecto de vivienda unifamiliar.

Como puedes imaginar, es el tipo de hosting con el coste más elevado, bastante más que los anteriores. Se recomienda para proyectos muy grandes con un tráfico diario elevado.

Conclusiones, ¿Qué hosting debo elegir?

A la hora de decidirte por un hosting debes valorar varios puntos, como son el tamaño de tu proyecto, el posible tráfico diario que vas a tener, la seguridad y la ubicación del mismo. Recuerda que puedes comenzar con un hosting más modesto pero que cumpla con las necesidades de tu proyecto, para en el momento de crecer mudarte a un modelo más elevado.

Si necesitas ayuda para comenzar con tu proyecto web, tómate un café conmigo y hablamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *

20 − diez =

×